El tiempo natural es cíclico. El tiempo es la atmósfera de la mente. La calidad de tu tiempo será la calidad de tu mente. El calendario maya es un sincronizador para alinear nuestra mente y nuestro tiempo desordenados, al tiempo natural, al tiempo del cosmos, de la vida, de la Divinidad. O dicho sea de otra forma, al no-tiempo.

16 de mayo de 2011

Onda encantada de la Semilla, Despertar y Creer.

El Mono nos ha mostrado la ilusión que hemos creado, el terreno de juego en el que jugamos todos los días, lo cual podemos utilizar, dice la Semilla, como suelo fértil para sembrar lo que nos gustaría cosechar.
Trascendemos el juego de la realidad con atención a la intuición, para saber cuál es nuestra magia personal y cómo utilizarla. Las claves están en los sueños además. Este es el mensaje, en breve, de la onda encantada del Mono, la cual deja el terreno arado para la llegada de la Semilla, para que se instale esa instancia mínima pero básica que contiene toda una vida en potencia y cuyo objetivo es la maduración de su esencia y el florecimiento en todas sus formas.
La Semilla (Kan) es el sello 4 de 20. El 4 es el número de la forma y la definición dentro del ciclo de 20. Este es un periodo para actuar en la 3D, repito, realidad que ya nos mostró el Mono. Hay que definir lo que vamos a sembrar e incluso lo que vamos a cosechar. Dar forma y definición al florecimiento personal, estamos en tiempos en que debemos creer en nuestras propias capacidades, incluso antes de creer en las de alguien más y la Semilla con su onda encantada es el momento ideal para definirnos y conocernos más profundamente para darnos el valor que en realidad tenemos.
Nos pasa algo muy similar que con la Semilla: No se percibe con los sentidos lo que contiene potencialmente, no se ve, no se toca, no se escucha, sólo se siente y se comienza a percibir hasta que las condiciones son las apropiadas para que la vida se despliegue, explote, trascienda. A veces parece que no logramos encontrar quiénes somos o qué tenemos que hacer pero si permanecemos un momento en silencio y atendemos las señales, nos permitimos soltarnos de vez en cuando, vamos a dar con nuestro suelo fértil, aire y/o agua para germinar y entonces algo sucede que somos capaces de ser creativos, alegres, expansivos, ocurre ese crecimiento, comenzamos a llevar a cabo nuestra misión de vida. Nos ha sucedido muchas veces inconscientemente y esta OE es la oportunidad de hacerlo de manera bien consciente.

El contexto de esta OE: luna espectral de la liberación. El día cósmico (13) será precisamente el día final (28) de la luna. Liberación del potencial interior dormido. En el calendario gregoriano estamos en pleno mayo, sol en Tauro, luna en Escorpio. Comenzamos los trece días con la luna llena así que la Semilla junto con la luz fría de la luna nos mostrará esa energía dormida y escondida que llevamos dentro, eso que nos hace florecer y es momento para creer de una vez por todas que es así.
El día para comandar y empoderar (Estrella entonada, 21 de mayo) estaremos ante una alineación planetaria de la Tierra con Mercurio, Venus y Marte. No sé que digan los expertos, pero yo más que considerarlo catastrófico y con lo extremadamente poco que sé de astros, intuyo que el Mensaje (Mercurio) es la fuerza y el poder (Marte) del Amor (Venus), simple y se nos vuelve a olvidar. Entonces, que sembremos mucho amor en nuestros corazones, que florezca el perdón desde nuestro más profundo interior en consonancia con las estrellas.

Momento para germinar nuestro propio alimento, cosechar de la tierra y llevar a la mesa y por supuesto, agradecer y dar algo a cambio a la Madre Gaia. Mirar los campos florecer y florecer con ellos. Sembrar físicamente y en contacto consciente con la Tierra y las plantas. Transplantar, retirar mala hierba, hacer injertos y cambiar plantas de lugares es muy provechoso para esta onda encantada y nos apoya la energía de luna menguante. Madurar los proyectos pendientes, atender a la gente que se acerque a ti, atinar a lo que necesitas para florecer. Preparar tu suelo, volverlo fértil y crecer en una base sólida que es el corazón.

CREER en lo que eres, pues así como eres, eres indispensable en la creación y tu pensamiento, palabra y acción son magia pura para la evolución. Eres amad@, despierta!

A como nos enseñó el Mono a escribir ondas encantadas, va esta de la Semilla:
Primero, el propósito es atraer todo nuestro potencial, (martes 17 de mayo, Semilla magnética amarilla) concentrar nuestra atención para atinar a qué es lo que nos motiva y acerca a florecer y creer en todo lo bueno que se nos "pegue" este día pues es justo lo que necesitamos, observaremos los obstáculos para nuestro florecimiento personal (miércoles 18 de mayo, Serpiente lunar roja) a través de los instintos y los mensajes que el cuerpo nos dé. El desafío de la Serpiente es mantener siempre el centro entre la realidad interna y externa, la del espíritu y la materia pues en ambas es que maduramos para evolucionar, reconocer que la fuerza vital nos impulsa sin preguntar a donde deseamos ir, nos lleva a sobrevivir, como la misión de una Semilla, llevar vida. Servimos a nuestro propio florecimiento vinculándonos con las acciones o personas que nos ayuden a cerrar ciclos y despedir viejas creencias (jueves 19 de mayo, Enlazador de mundos eléctrico blanco) permitiendo que las nuevas oportunidades maduren y cobren formas armónicas que consisten en la sanación personal y de toda la estirpe de la que provenimos (viernes 20 de mayo, Mano auto-existente azul) lo cual nos lleva en el camino a conocer al Ser iluminado que ya somos y a realizar la misión en curso, adquirimos poder de la belleza a nuestro alrededor (sábado 21 de mayo, Estrella entonada amarilla) al entrar en contacto con la naturaleza fortalecemos las nuevas creencias que nos hacen florecer elegantemente en el amor y aprendemos a distribuir nuestros recursos energéticos utilizando el Arte. Se nos pide organizar nuestras emociones (domingo 22 de mayo, Luna rítmica roja) para fluir con un orden superior con el que nuestro Ser interno está siempre alineado y permitimos la purificación necesaria para poder florecer. Recibimos recordatorios de que el amor es el camino y la respuesta a nuestras inquietudes y somos el canal para que éste se despliegue (lunes 23 de mayo, Perro resonante blanco), somos leales a lo que nos dicta el corazón y aprendemos que es posible integrar el amor a nuestras vidas cotidianas y materiales a través de la conciencia de que estamos soñando, viviendo una ilusión (martes 24 de mayo, Mono galáctico azul) y es posible estar en armonía con todos los elementos a nuestro alrededor, lo que constituye la magia personal. Expandimos lo que hemos desarrollado hasta ahora aplicando la sabiduría de las estrellas y de los ancestros (miércoles 25 de mayo, Humano solar amarillo) y nos reconocemos libres para extender nuestras raíces y ramas más allá de las limitaciones de la mente, logrando influencias benéficas y amorosas en otros seres, lo que se manifiesta en la perfección de nuestro espacio sagrado (jueves 26 de mayo, Caminante del cielo planetario rojo), nos permitimos explorar nuestro proceso de maduración y traer del cielo toda la energía necesaria para florecer desde la divinidad interior. Se nos pide liberar las ataduras del pasado y las ilusiones del futuro, disolvernos en el perdón del momento presente (viernes 27 de mayo, Mago espectral blanco) y ser receptivos a lo que la mente del planeta nos convoca: Universalizar el amor, cooperar con la creación de un mundo nuevo (sábado 28 de mayo, Águila cristal azul), dedicar nuestra mente individual a la meditación para limpiar nuestra visión y trascender en guerreros de luz, en guías luminosos unos de otros (domingo 29 de mayo, Guerrero cósmico amarillo), vigías atentos, concientes, despiertos rebosantes de amor y luz para nuestros hermanos. Perdura la inteligencia divina inherente a cada uno de nosotros y cuestionamos aquellas zonas de sombra en las que no nos hemos permitido florecer para trabajarlas junto con la Tierra, en la siguiente onda encantada.

El tiempo donde podemos hacer todo lo que describo aquí, es ahora. No hay mucho tiempo para sentarse a pensar si lo hacemos o no, nuestro Ser superior ha decidido y lo más conveniente es jugar con él, asumir el reto de estar en este planeta, hoy.

Les dejo este video para que se inspiren y recuerden que si hemos sufrido, es pasado; si hemos atravesado noches oscuras, es pasado y el futuro es lo más incierto que conocemos pero tenemos el presente para despertar y dar a la luz todo lo que la Semilla guardada en nuestro corazón, contiene.

video

Buen viaje!
Namaste
Monique

3 comentarios:

  1. Monique, me gusta el formato, bastante fluido y con gran cadencia uniendo los kines de esta OE. _/|\_

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo!!! gracias por tanta inspiración, muy precisa la info y resuena mucho, creo que lo voy a ir leyendo día a día para tenerlo bien 'fresco'! BEsoSS

    ResponderEliminar
  3. Sencillamente armoniosa! la forma en que te has expresado.
    Gracias Monique!
    Te saludo de corazón a corazón
    Any

    ResponderEliminar